La tirada de cartas es una forma de adivinación que data de muchos siglos atrás.

 

Se dice que tiene origen en la civilización egipcia, aunque su popularidad se dio en tiempos más recientes.

La cartomancia consiste en el análisis de los símbolos impresos en las cartas a través del uso de la intuición y así obtener información que permita ver claramente los posibles desenlaces de una situación actual en el futuro y analizar situaciones tanto del presente como del pasado.

Alrededor de esta práctica, se han desarrollado una serie de mitos que muchas personas dan por ciertos. Hoy estaremos conversando sobre esos mitos y sobre la realidad que hay detrás de ellos.

Dentro de la práctica de la cartomancia se recogen siglos de conocimiento provenientes de la experiencia humana, lo cual otorga significado a los símbolos plasmados en cada carta.

Son esos símbolos los que ofrecen las posibilidades que hay para que determinada situación se desenlace de una u otra manera.

El tarot no predice directamente el futuro, pero nos brinda un acercamiento a los posibles desenlaces para entender mejor la situación y saber cómo debemos actuar.

La carta de la muerte indica que una persona morirá

Pues eso es algo muy poco probable que ocurra. Las cartas poseen símbolos que representan verdades universales muy profundas, por tanto no pueden interpretarse de forma literal, sino simbólica. En el caso específico de la carta de la muerte, la carta se asocia con una época en la que la muerte era considerada como una transición, un cambio inevitable en la vida de las personas e incluso el dirigirse a un lugar mejor, entonces la carta se refiere a un evolución profunda, lo cual no puede asociarse solamente con la muerte.

Leer el tarot implica brujería

 

Es muy común escuchar de parte de representantes de la iglesia decir que la práctica de la lectura del tarot es una actividad pagana, satánica y referente a brujería y magia negra, lo cual se debe a la creencia de que el tarot tiene raíces paganas. La verdad es que es una práctica que está más relacionada con el ocultismo que con el paganismo, ya que con este arte se intenta revelar aspectos ocultos de situaciones de la vida diaria.

Leerse las cartas uno mismo es atraer la desgracia

Esta es mito bastante común y muy extendido en la cultura mundial.

La verdad es que los verdaderos expertos saben que esto no es para nada cierto. La razón por la que no es recomendable leerse las cartas uno mismo es porque la interpretación no sería imparcial, estaría matizada por nuestra opinión personal, nuestros deseos y el conocimiento que tenemos del asunto que estemos consultando.

Durante una lectura, el tarotista sirve de intermediario imparcial, que ofrece análisis sin involucrarse a nivel personal e intentando no influir con su opinión.

Se requiere de dones especiales para leer el tarot

Otro de los mitos muy bien arraigados en el imaginario colectivo es que para leer el tarot se requiere de ciertos dones o poderes que convierten al tarotista en un ser superior.

La realidad es que aunque algunos tarotistas tienen habilidades especiales como una intuición mucho más despierta o tienen la capacidad de percibir cambios a nivel energético, realmente no siempre esto es así.

El tarot es una técnica que puede ser aprendida por cualquier persona y los psíquicos y videntes ni siquiera necesitan del tarot para hacer sus pronósticos.

Ninguna persona debe tocar tu baraja a la hora de tirar las cartas del tarot

Existen algunas personas que no permiten que nadie toque sus cartas y ni siquiera cuando consultan a otra persona, permiten que esta toque sus cartas en ningún momento.

Esto ocurre en casos en que el tarotista tiene la necesidad de sentirse unido a su baraja y hacer que las energías de ambos se combinen, ya que así consideran que ofrecen resultados más fidedignos.

Pero esta no es una regla general y tampoco es realmente necesario, es un mito extendido pero se basa solo en gustos particulares y no en una verdad única e indiscutible.

El tarot sirve para hacer magia y lanzar encantamientos a otras personas

Esto no tiene ningún fundamento. Según este pensamiento, la función del tarot no sería analítica y adivinatoria sino una herramienta para hacer que ciertas cosas ocurran, lo cual no es así.

Con el tarot no existe la posibilidad de ejercer influencia en la vida de ninguna persona, más que en la del consultante, que puede guiar sus decisiones en base a la información que ha recibido durante la consulta, y aun esto no tiene nada de mágico, sino que está sujeto a la voluntad propia del sujeto, que teniendo determinada información, decide por su propia cuenta actuar en consecuencia, por su propia voluntad y en pleno uso de sus facultades mentales, no hay magia ni encantamientos de por medio.

Cada tirada de cartas o baraja ofrece un resultado diferente

Bien, algunas personas creen que diferentes juegos de cartas del mismo tipo, tienen l capacidad de arrojar resultados diferentes por el sencillo hecho de ser distintas. La lectura de las cartas del tarot predice el futuro

La realidad es que los resultados obtenidos durante una lectura, dependerá del simbolismo del mazo de cartas, un simbolismo que es resumen de siglos de conocimiento de la raza humana.

Por supuesto, cada persona tiene la posibilidad de sentirse mucho más identificado con determinado tipo de cartas, lo cual no es algo negativo ni positivo, sino más bien subjetivo.

No es bueno leerse mucho el tarot

Se dice que obsesionarse con la tirada de cartas del tarot puede atraer la mala suerte a nuestras vidas.

Realmente no tanto como mala suerte, pero si es cierto que buscar consejos de manera excesiva y obsesiva puede ser una clara señal de inseguridad, ya que la persona no se siente con la suficiente confianza para tomar las decisiones que requiere por sí misma.

Pero solo eso y aunque no hay mala suerte de por medio, se hace necesario entender que ningún exceso es bueno.

Say something here...
Log in with ( Sign Up ? )
or post as a guest
Loading comment... The comment will be refreshed after 00:00.

Be the first to comment.